Proceso del huerto

Esto empieza…

Los alumnos de PECI han medido, diseñado y construido las 4 primeras mesas de cultivo donde los más pequeños comenzarán a plantar las primeras hortalizas.

Una vez subidas las mesas a la terraza, los alumnos de GM de Mecanizado han terminado de forrarlas con geotextil y rellenado con la proporción justa de fibra de coco y humus de lombriz.

¡El Huerto arranca!

Los alumnos de 5ºB han sido los primeros en empezar a trabajar en el huerto. Se han familiarizado con las herramientas, han preparado la tierra, tomado medidas y por último han plantado y sembrado.

En la primera mesa de cultivo se han plantado tres tipos de lechugas y cebollas. También se han sembrado rabanitos.

Esperamos ansiosos a que pasen las 6 semanas que necesitaran nuestras hortalizas para crecer y poder comernos la primera ensalada del huerto del cole.

Los alumnos de 4ºB terminan de plantar los últimos tomates y zanahorias del huerto.

Ya están al completo las cuatro mesas de cultivo.

Ahora solo queda esperar y, de vez en cuando, regar.

“Esperando la lluvia”

El agua es uno de los bienes más apreciados, y en un huerto también. Nuestro colegio quiere aprovechar al máximo el agua de lluvia. Para ello hemos instalado un depósito para recoger el agua de lluvia de nuestro tejado y así poder regar el huerto. Ahora solo queda esperar a que llueva…

Construimos recipientes para cultivar con cajas de frutas recicladas.

Los alumnos de Infantil empiezan a trabajar en el huerto.

Decoramos el huerto.

Otoño en el Huerto

Los alumnos de 5º y 6º de Primaria con la ayuda de sus profesores Paul y Juan ya han comenzado a plantar los cultivos propios de estas fechas. Han plantado: guisantes, escarolas, lechugas rizadas, cebollas y repollos.

Previamente se han retirado las plantas que aun quedaban en las mesas de cultivo desde el curso pasado. Se han recogido las semillas de las plantas de rabanitos que dejamos crecer y completar su ciclo vital. Estas semillas nos servirán para una nueva cosecha de rabanitos este curso

Como el otoño está siendo especialmente lluvioso no está haciendo falta regar mucho; aun así nuestro depósito, que recoge el agua de lluvia que cae sobre el tejado del cole, está a rebosar.